Bittor Arginzoniz es el gran maestro de las brasas y posiblemente el cocinero de parrilla más laureado de nuestro país. Autodidacta, ha conseguido poner su restaurante Etxebarri en el puesto número 3 del mundo en 2019, según la revista «Restaurant» y los mejores cocineros de todo el mundo (incluido Dabiz Muñoz de Diverxo) se han rendido a sus creaciones. Ahora también tiene su propio documental. El director Iñaki Arteta ha grabado «Vivir en el silencio» y Discarlux, uno de sus principales distribuidores cárnicos de nuestro país, aparece en este precioso documental…

La presentación de este largometraje, en los cines Paz de Madrid, fueron la ocasión ideal para que se entregaran los Primeros Premios Discarlux, creados para poner en valor aquellos restaurantes, chefs o proyectos gastronómicos en el que la carne sea uno de sus proyectos estrella. En esta primera edición, presentada por el periodista y escritor Alberto Granados, también participó el humorista Carlos Latre.

Se han premiado tres categorías:

Primer premio al chef Sacha Hormaechea (restaurante Sacha. Madrid). Premio a la excelencia.

Una casa de comidas en búsqueda continua de la excelencia en el trabajo, basado en el trato cercano con el cliente y la selección de materias primas de primer nivel para combinarlas de forma sublime y sutil. Y es que Sacha es el lugar donde comen los cocineros, por algo será.

Segundo premio al chef Leonardo Cao Mena (Restaurante Divino Vinoteca. Culleredo. Galicia). Premio hay vida más allá de las brasas.

Porque el arte de cocinar la mejor carne también es posible sobre una plancha. Una técnica exquisita y la apuesta por carnes de primera calidad de kilómetro cero hacen del Divino uno de los templos cárnicos más importante a nivel nacional por el que es
imprescindible una visita a La Coruña.

Tercer premio Lino Fervenza (taberna de Lino. Moaña. Galicia). El hombre que pasea las carnes.

Desde la comarca del Morrazo, en Moaña, Lino Fervenza conjuga a la perfección el mundo de la fantasía y la realidad. El paraje de A Fraga con sus molinos semiderruidos y sus árboles centenarios transmite un punto de misticismo que “el Hombre que pasea las carnes” utiliza con mucha creatividad para comunicar su
proyecto, hombre, agua, naturaleza, carne… éxito.

Los premios fueron entregados por Concha Crespo, Iñaki Cano y Fernando Romay.

A la proyección de la película y a la entrega de premios Discarlux ha querido invitar a un selecto grupo de amigos, periodistas, famosos, distribuidores, empresarios del sector, cocineros con los que se compartió un aperitivo con muchas marcas colaboradoras: Productos italianos Negrini. Pan Crustó, Atún Balfegó, Bodegas Arzuaga, Vinos Pazos de Rubianes, vinos Parajes de los Vidrios, Cerveza Mustache, Cervecistas de Mahou, Quesos Dehesa de los Llanos, Quesos Aldonza y Don Ismael, Jamón Ibérico Carrasco, Conservas José Peña, Salmón Keia y embutidos Cerdos & Rosas.

Unos doscientos invitados se dieron cita en esta primera entrega de premios… todo un éxito!!! Gracias!!

Sobre “Bittor Arginzoniz. Vivir en el silencio”…

Un largometraje en el que la cámara ha conseguido seguir al parrillero Bittor Arginzoniz en su vida diaria, durante varias jornadas, para que los amantes de la gastronomía puedan conocer la personalidad de este parrillero, refugiado en el silencio. Rafael Santos, uno de los más prestigiosos críticos gastronómicos y Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía, analizan en este largometraje, la cocina y la trayectoria del mejor parrillero del mundo. Un interesante repaso a sus técnicas de cocina y a todos sus platos.